Las razones por las que el agua debe ser tu mejor amiga este verano

¡Somos agua! Está en nuestro cuerpo, nos refresca desde el exterior, podemos usarla para nuestra entretención, entrenamiento y limpieza. Cuánta, cuál, sus mitos y verdades, todo en esta refrescante nota.

Cerca del 50% de la composición total del cuerpo es agua. No se puede negar su importancia en nuestras vidas, ¡si la mitad de nuestro cuerpo es agua! Algunos dicen que hay que consumir, por lo menos, 3 litros diarios, otros que el consumo excesivo puede resultar perjudicial.

Nos reunimos con la doctora Antonia León Kattan, especialista en Nutrición y Obesidad de clínica Mediterránea, quien desnudó la realidad del agua y nos dio toda la información y los mejores consejos para consumirla.

¿Cuántos litros al día? “Es difícil decir una cifra exacta, ya que los requerimientos de agua van a depender de muchos factores, tales como la actividad física, la temperatura del medio ambiente, el consumo de sal, la edad, estatura y sexo de la persona. En general uno recomienda cerca de 2 a 3 litros de líquidos diarios; sin embargo, hay que considerar que dentro de nuestra alimentación también hay ingesta de líquidos”.

Para la especialista, la mejor forma de saber si el consumo de agua que estoy teniendo es el adecuado, es ver cómo está la orina. Nuestros riñones son los principales reguladores de los volúmenes del agua en el cuerpo, y la idea es que nuestra orina sea clara, lo más transparente posible. Eso significa que nuestro cuerpo está bien hidratado y que estamos consumiendo la cantidad adecuada de líquidos. El balance de agua y sal funciona minuto a minuto en nuestro cuerpo, por lo que resulta más sabio asegurarnos que nuestra orina esté siempre clara, y no oscura o turbia.

¿Agua natural, saborizada, gasificada…? Siempre deberíamos elegir tomar agua natural; sin embargo, a muchas no les gusta tomar agua, por lo que prefieren tomar bebidas saborizadas. De ser así, la doctora León recomienda preocuparse de que no sean endulzadas con azúcar. Una forma de asegurarse, obviamente, es verificar en la etiqueta que no entreguen más de 10 calorías por porción.

La presencia de gas en las aguas carbonatadas no tiene importancia, ya que el gas se elimina por vía gastrointestinal.

Hidratar y humectar, ¿Lo mismo? No, no y no. Hidratar es cuando ingresa líquido al cuerpo, ya sea por boca o en inyección endovenosa (sueros). Humectar es aplicar productos sobre la piel o pelo. La especialista aclara que aunque ambos verbos se parecen en que le dan agua a la piel, la diferencia radica en que la humectación es superficial, y la hidratación en profundidad.

¿Deportes acuáticos? Depende lo que consideremos como deporte acuático. En general realizar deportes en el agua permite disminuir la acción de la fuerza de gravedad, por lo que el trabajo muscular es menor.
Para quienes necesitan ejercitar grupos musculares específicos, es mejor el trabajo fuera del agua. Por el contrario, aquellas que tienen problemas con las articulaciones o mucho sobrepeso, se ven beneficiadas de los ejercicios en el agua, ya que no comprometen las articulaciones.

Grandes beneficios. La especialista, no escatima a la hora de referirse a este elixir de vida:

* Alivia la fatiga: Si siempre te sientes cansada, puede ser porque tomas poca agua. El agua es utilizada por el cuerpo para eliminar toxinas y productos de desecho que éste no necesita. Cuando hay menos agua en el cuerpo, el corazón tiene que trabajar más para bombear la sangre oxigenada a todas las células y otros órganos principales.

* Ayuda en la digestión: Cuando tomas suficiente agua se hidratan las heces, lo que mejora tu digestión. Al mismo tiempo aumenta la tasa de metabolismo, esto quiere decir que los alimentos que consumes se descomponen apropiadamente. Esto ayuda a que tu sistema digestivo funcione correctamente, previniendo el estreñimiento.

* Dolor de cabeza y migraña: En la mayoría de los casos, la razón principal de los dolores de cabeza y migrañas es la deshidratación. Así es que, cuando tengas dolor de cabeza, toma agua para que tu cuerpo se hidrate.

* Mejora el estado de ánimo: El agua hace que tu cuerpo se sienta bien y mejore su nivel de energía. Cuando tu cuerpo está activo y en el estado de funcionamiento adecuado, se da una señal positiva a tu cerebro, que aumenta tu estado de ánimo y ayuda a sentirte feliz y tener buen humor, lo que hace que tengas un buen nivel de productividad en el trabajo u otras tareas.

* Pérdida de peso: El agua ayuda a eliminar los subproductos de la grasa. Cuando tomas agua, tu estómago se llena haciéndote perder un poco el apetito. Algo importante del agua es que no contiene calorías, grasa, carbohidratos ni azúcar, y es un gran reemplazo de las bebidas con alto contenido calórico, como el alcohol, bebidas gaseosas o refrescos azucarados, todos causantes del aumento de peso.

* Piel sana: El agua ayuda a reponer los tejidos de la piel, así como a hidratarla y aumentar su elasticidad. Cuando el cuerpo recibe suficiente agua, tu piel estará hidratada y se verá fresca, suave, brillante y tersa.

* Regula la temperatura del cuerpo: Las propiedades térmicas del agua y su capacidad para liberar el calor del cuerpo cuando la transpiración se evapora de la superficie de la piel, son de gran ayuda en el mantenimiento de tu temperatura corporal durante todo el día.

FUENTE: http://www.nuevamujer.com/mujeres/salud/todos/las-razones-por-las-que-el-agua-debe-ser-tu-mejor-amiga-este-verano/2015-11-26/104359.html

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>